¿Por qué preocupa más la formación académica que la emocional de nuestros hijos?

Eidyllion pregunta: Por qué nos preocupa adquirir una seguridad económica para nuestros hijos y no nos preocupa tanto su seguridad psicológica, emocional, su principal fuente de felicidad? En vez de salir corriendo por las mañanas dejarles en el cole, decirles: “estudia mucho hijo” para irnos a trabajara como locos y desconectar y cuando llegamos a casa les preguntamos: qué tal el cole, te han dado alguna nota?” No les decimos: “trata de ser lo más feliz posible, busca tus intereses entre todo lo que te tratan de transmitir en el colegio” y por la tarde les preguntamos: “has sido feliz hoy? Hay algo que te preocupa?

La respuesta al “por qué” está en alguna parte dentro de uno… con lo que el otro (en este caso, yo) no te lo puede decir, ni menos generalizar. No obstante,  es clara la influencia de los valores sociales y lo trasmitido por nuestros padres (en una tribu africana seguro que los mensajes a los niños son otros).

De lo que yo conozco, la Fundación Claudio Naranjo apuesta por este cambio en la educación y en la crianza: Buscar nuestra particularidad para dar y recibir en la comunidad, tendiendo a un vivir mejor mío y del otro, a la vez que un cierto desapego a esta “mi particularidad” (un camino para toda la vida, por otra parte, jeje) 

Hoy los conocimientos sirven de poco: nunca hemos vivido en un mundo tan líquido. Ahora, por ejemplo, tener el título de Ingeniero no garantiza nada. Toma protagonismo, entonces, la flexibilidad y capacidad de adaptación; el conocimiento de uno mismo para manejarse en el sentir, el hacer, el pensar y las relaciones; apertura mental a la visión del otro y a valorar consecuencias de lo más variopinto; a estar en lo que se está y aceptar lo que hay.

Amarles como son y respetarles, apoyarles dándoles seguridad a la vez que se promueve su autonomía, ponerles límites, ayudarles en su aprendizaje de manejarse en la vida para ser responsablemente feliz (“feliz” en el sentido de ir a favor de la vida)… nortes que guían la travesía del ser padre. Toda una aventura de aprendizaje por ambas partes! Aquí sólo he querido dejarte un par de pinceladas. Espero que te sirvan 🙂 

Comparte con quien creas que le puede servir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario